jueves, 6 de septiembre de 2007

En LA PLATA se realizará LA FIESTA DEL ALCAUCIL (ALCACHOFA)

Después de muchos años, vuelve una tradición distinta...

Desde el corazón platense. Así reza la consigna de la Primera Fiesta Nacional del Alcaucil, que después de muchos años rescatará a pleno las tradiciones locales, promoverá el consumo de verduras y será un día de campo para divertirse en familia.

El 6 de octubre durante todo el día, la Estación Experimental Julio Hirschhorn (Av. 66 y 167) perteneciente a la Fac. de Ciencias Agrarias y Forestales de la Universidad de La Plata (UNLP) acogerá a cerca de 800 personas.

Durante el encuentro se ofrecerán diferentes actividades para los asistentes: visitas guiadas por 4 diferentes módulos de producción (hidroponía, arándanos, horticultura, plantas aromáticas y extracción de aceite esencial), charlas sobre "Los Niños y La Nutrición", concurso “Eligiendo el mejor plato de alcauciles" y un tour por establecimientos alcaucileros de la zona.

El evento fue declarado de Interés Parlamentario por la Cámara de Diputados de la Nación, y cuenta con el auspicio del Instituto Cultural de la Provincia de Buenos Aires y la Fac. de Ciencias Agrarias y Forestales de la UNLP.

Como Fiesta de ley, no faltarán los espectáculos. Para los niños estará el payaso Adolfito, mientras que el Grupo Indios Tacunau ofrecerá un recital folclórico. Sábado de primavera que se completa con una expo de maquinarias nuevas y antiguas que se utilizaban en la producción de alcauciles, feria de venta de alcauciles frescos y en conservas, paseo de artesanías y cooperadoras escolares que ofrecerán productos de su elaboración.

"La idea que alienta esta Fiesta es integradora pues persigue articular a todos los actores de la cadena: informar al consumidor para promover el consumo del alcaucil entre adultos y niños, actualizar los conocimientos de los actuales productores, generar interés con vista a sumar más productores de alcaucil, y acercar a los proveedores del sector para generar alianzas de largo alcance que la hagan una actividad sustentable", comentó la Ing. Agr. Adriana Riccetti, del Grupo de Productores de Alcachofas de La Plata, que junto con el Grupo Agroalternativo organizan la actividad.

La “Fiesta del Alcaucil” es una tradición muy arraigada en países como España, Italia y EEUU. La Plata tuvo durante 2 décadas su “Fiesta del Alcaucil” que se celebraba durante la cosecha. Con esta iniciativa se pretende retomar esta tradición.
Acerca del ALCAUCIL EN ARGENTINA
La Plata concentra el 97% de la superficie provincial destinada a dicho cultivo, que fue introducido en el país por los inmigrantes italianos en la década del 50. Desde hace ya varios años el consumo per cápita de alcaucil en el país viene bajando, lo cual los organizadores de la Fiesta atribuyen principalmente al desconocimiento por parte del consumidor de sus beneficios para el cuidado de la salud y cómo prepararlo o cocinarlo. El alcaucil (también conocido como alcachofa) se produce en la provincia de Buenos Aires, sur de Santa Fe y Córdoba y, según datos del sector privado, la localidad bonaerense de La Plata cuenta con 700 hectáreas implantadas, Cuyo con 400, Rosario con 200 y Mar del Plata llega a unas 100 hectáreas. Estimaciones del Grupo de Productores de Alcachofas de La Plata redondean en 2000 las hectáreas sembradas en todo el país.El Grupo de Productores de Alcachofas se constituyó en 1993 en el Programa Cambio Rural Nacional como grupo de productores "Alcaucileros de Arana". Está formado actualmente por ocho miembros-productores: Bruno Simonetti, Ulderico Agostinelli, Adrián Gattini, Marcelo Giampieri, Rubén Sampaoli, Carmelo y Pablo Mancuso, y Govyar SRL. En yunta, suman 150 hectáreas destinadas al cultivo del alcaucil."La producción es de carácter perenne y en este momento por problemas sanitarios tiene una duración de 3 años. Estamos trabajando en la selección del material de reproducción (se multiplica por brotes) para lograr mejoras en la calidad y uniformidad de plantación. El implante puede ser otoñal o primaveral (ésta última es más frecuente) y originalmente la cosecha se circunscribía a agosto-septiembre y octubre", cuenta el Ing. Agr. Gonzalo Villena, quien junto a la Ing. Agr. Adriana Riccetti están a cargo del asesoramiento técnico del grupo."Actualmente con mejoras en el material genético y ajustando técnicas de manejo estamos iniciando la cosecha en mayo, lo que nos permite una productividad mayor y a su vez entrar en el mercado con una primicia aprovechando un buen precio de venta", afirman.El año pasado participaron como expositores en el IV Seminario Internacional de la Alcachofa organizado por el IPEH, en Trujillo, Perú. También en el 2006 realizaron la Primera Jornada del cultivo, en la zona de producción Arana, La Plata, donde se degustaron productos elaborados artesanalmente por los productores de la zona. La Jornada fue auspiciada por la empresa española de semillas NUNHEMS, y participaron técnicos chilenos y argentinos tanto de Cuyo, como de Rosario.Hasta el presente se encuentra en funcionamiento la plantinera, organizada por medio de la inversión de todos los participantes del grupo, que tiene como objetivo la producción de plantines para todos los integrantes.Los cambios implementados les permitió alcanzar rendimientos medios de 12.000 kilos por hectárea, con picos de 14.000 kilos, muy superiores a los 7.000 kilos que es el promedio nacional pero lejos aún de los rindes que obtienen en Europa o los Estados Unidos que trepan a 18.000 y hasta 20.000 kilos por hectárea.La comercialización interna se canaliza a través de las grandes cadenas de hípers y supermercados (como Carrefour, Coto, Norte, entre otros) y otras cadenas de distribución de menores dimensiones. Otra parte se distribuye en los mercados concentradores. El trabajo de comercialización y desarrollo lo vienen haciendo con la empresa Govyar SRL, también miembro del grupo. Además, desde el año pasado están trabajando en la implementación de sistemas de calidad, demandado por los mercados internacionales. Plantar una hectárea de alcaucil cuesta alrededor de $ 10.000 y los ingresos por producción son muy variables ya que el precio es muy alto en mayo—julio (4 $/Kg) y sigue una curva descendente hasta terminar bajo a fines de octubre (0.70 $/Kg). "Si bien la rentabilidad es interesante, hay que tener en cuenta que es un cultivo que inmoviliza el terreno todo el año, a diferencia de otros cultivos hortícolas donde pueden hacerse 2 ó 3 rotaciones anuales", comenta Villena."Hemos recibido el apoyo, para misiones y viajes, de la Fundación Fortalecer de la Federación Agraria Argentina, del Ministerio de la Producción bonaerense, y de Interco Aquitania, una agencia de cooperación francesa que nos capacitó en el tema asociativismo y nos invitó a presentar nuestra experiencia en un seminario en Agen, Francia", finalizó Villena.

Más información: www.agroalternativo.com.ar